Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.247


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 22

de julio de 2017

ELENA ROMERO. ACTRIZ, CANTAUTORA Y PRESENTADORA

“El peor fracaso es no intentar hacer lo que deseas”

Artista multifacética regresa a los escenarios y afirma que depende de cada persona apreciar el regalo de la vida.

21/5/2017


Cecilia Fernández Sívori

mfernandez@editoraperu.com.pe

Elena Romero regresa a los escenarios con Canta y no llores, una propuesta en la que está dejando alma, corazón y vida; pero que además nos regala un hermoso mensaje sobre el maravilloso regalo de la vida.

–Regresas con una propuesta muy personal.

–La vida te va a dar muchas cosas y te va a quitar otras, como dice la canción de Blades. Pero depende solo de ti como la vivas. Ya sabemos que tiene de cal y arena, por eso está en nuestras manos apreciar el regalo que es la vida.

–¿Esta temática responde a un momento especial?

–Hace seis años enseño en la universidad y uno de los cursos pretende que aprendan a comunicarse. Reflexionando observé ese temor que tenemos todos. Esa voz interior que te dice que no lo hagas y que te frena la vida.

–Es un temor muy enraizado en los peruanos.

–En el ser humano en general y creo que en nuestra sociedad más que en otras, quizá porque hemos sido muy golpeados socialmente. He escuchado decir a otros “este qué se cree para ponerse esos zapatos fucsias”. Imagínate, quién puede juzgarte en esta vida, nadie.

Redescubriéndose

Elena se queda pensando si alguna vez ese miedo, esa voz, le ha impedido hacer algo en la vida. Lo piensa y nos explica que a veces en la vida “el peor fracaso es no intentarlo. Es uno mismo el que no se permite muchas cosas, hay muchas voces, arquetípicamente dos: una que dice “vuela, sueña” y la otra que te dice que no. Finalmente, si tu mirada es abierta, sentirás que habrás aprendido hasta de lo que no resultó”.

–¿Sientes que estás en tu mejor momento?

–Hubo momentos duros, en los que no estaba tan contenta conmigo, con mi peso, con tantas cosas. A esta edad te valoras, te perdonas muchas cosas y aprecias que la vida es un regalo. Y sí, estoy en un momento sereno, tranquilo, dentro de la locura que como artista siempre tengo en mi vida.

–En la entrevista me enfatizas el obsequio de la existencia.

–Es así. He tenido momentos en los que he estado muy triste y he debido reconstruirme. Vivimos tan apurados, locos de prisa, que cuando tenemos un momento de ir al ritmo del universo nos damos cuenta de que la vida es un regalo. El punto es no llegar al final y decir “me morí sin intentarlo”.

Y esta existencia plena te permite trabajar junto a tu hijo, ¿lo esperabas?

–Siempre me imaginé ese momento, desde que era muy niño. Él tiene el don natural de la música que nos da vuelta a todos, toca dos instrumentos (bajo y piano) y desde que era pequeño lo veía con muchas condiciones. Hace no mucho me acompañó en un show, luego en otro y cuando me planteé esta puesta con una banda en vivo me dije “él tiene que estar”.

Elena es una mujer multifacética y con talento para la actuación, el canto y la composición. Las facetas que el público le reclama más son la actuación y la televisión. Ella inició su carrera de actriz en la película Maruja en el infierno y el año pasado enganchó al público con su divertido personaje de una singular vidente en El candidato.

“Ya viene la segunda parte, me comuniqué con el director y me contó que como hubo una gran recepción están trabajando la continuación”.

–¿La posibilidad de regresar a la TV está cerrada?

–Por qué habría de estarlo. En mi vida voy tomando las cosas como van llegando. Me llaman mucho para hacer teatro musical, para microteatro y fíjate que hasta la fecha no he podido. Cuido mucho y priorizo las propuestas para no estresarme. Si me ofrecen un espacio que tenga alma buena, nada de esa onda negativa, claro que acepto.