Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.247


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 22

de julio de 2017

Corrigiendo y no juzgando

Corregir es un arte. Un arte de compasión y empatía que nunca incorpora el verbo ‘juzgar’.

16/5/2017


Solo se corrige de verdad ante un comportamiento erróneo.

Ayudamos a nuestros hijos a detectar por sí mismos el error e identificar sus necesidades, y les animamos a buscar alternativas.

Este es el único procedimiento. No hay más.

Cuando juzgamos y criticamos desde una situación de superioridad, sin conectar con las necesidades que les han llevado a obrar así, solo conseguimos que ellos mismos se critiquen y que juzguen duramente a los demás, bloqueando la capacidad creativa de resolución de conflictos.

Hoy más que nunca es necesario enseñar a nuestros hijos a ser compasivos con los juicios con ellos mismos y los demás.

Por eso es imprescindible desarrollar en ellos el pensamiento crítico. Desarrollar habilidades cognitivas en ellos les ayuda a no criticar sino a construir soluciones.