Tipo de cambio:

Compra: 3.245

Venta: 3.248


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 26

de julio de 2017

ENFOQUE

El lento proceso de la cultura del agua

El agua es un recurso natural estratégico para el desarrollo nacional. La comprensión colectiva de esta idea va ligada a la cultura del agua, que está calando en los actores políticos, como lo demuestra la aprobación de la Ley de Reforma Constitucional, que incorpora el derecho humano al agua potable y saneamiento a la Constitución Política del Perú, priorizando el consumo humano sobre otros usos.

14/7/2017


Luis Luján Cárdenas

Especialista en gestión pública

Ahora están en compás de espera en el Congreso –entre otros? los proyectos de Ley N° 905/2016, Adaptación y mitigación al cambio climático y protección de cabeceras de cuenca, del congresista Humberto Morales (basado en una iniciativa legislativa de Elizabeth León, 2010); N°283/2016, Conservación y protección de las cabeceras de cuenca, de Marco Arana (de una propuesta de Verónika Mendoza, 2012), y el N° 1431/2016, que aprueba la inversión privada en el manejo integral de cuencas, presentado por el Ejecutivo.

El gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski tiene el mérito de poner el agua y el saneamiento en la agenda nacional, como uno de los pilares fundamentales para combatir la pobreza en el Perú, pero también es justo reconocer que la preocupación por el agua como política pública tiene un punto de quiebre en el segundo gobierno del presidente Alan García, cuando se expide la Ley N° 29338, de Recursos Hídricos, y se crea la Autoridad Nacional del Agua.

Y otro paso político fundamental se da en la administración de Ollanta Humala. El Acuerdo Nacional aprueba la Política de Estado N° 33 sobre los Recursos Hídricos, en el que ya se declara al agua como un derecho fundamental, además de subrayarse la autonomía administrativa, económica y funcional de la ANA, la promoción de la inversión pública y privada, y se ratifica la importancia de la cultura del agua en un contexto de cambio climático.

En aquel entonces, conflictos sociales como Conga (Cajamarca) acapararon los principales titulares de la prensa y la opinión pública giró en torno a ¿agua o minería?

La cereza de la torta del proceso de concienciación política se puso a inicios del presente año con el Fenómeno El Niño Costero y los daños ocasionados por las inundaciones en el norte del país y la escasez de agua en Lima. Quiérase o no, todos empezaron a comprender que el agua debe ser preservada y conservada como el mayor y más importante bien de consumo, más aún si existe la amenaza del cambio climático.

Este momento coyuntural de alta sensibilidad de la población debe ser aprovechado para cultivar la cultura del agua, más aún si Perú se ha ofrecido como piloto para cumplir los Objetivos del Desarrollo Sostenible, aprobados por la Organización de las Naciones Unidas,

El año pasado, la ANA instauró exitosamente el Premio Nacional del Agua a las Buenas Prácticas Hídricas e Innovación. Este año, nuevamente hace la convocatoria, ampliando la premiación a los periodistas, actores clave para concienciar a la población sobre la gestión sostenible de los recursos hídricos.