Tipo de cambio:

Compra: 3.245

Venta: 3.248


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 26

de julio de 2017

ENFOQUE

Encuentro PPK- Keiko: ¿Regresó la política?

Mañana martes 11 de julio se reunirán el presidente Pedro Pablo Kuczynski y Keiko Fujimori. Es importante, en términos políticos, reflexionar sobre cómo hemos llegado a esta segunda conversación, máxime cuando la primera, esa que propiciara el cardenal Cipriani, no tuvo mayores resultados en disminuir la sensación de enfrentamiento entre Gobierno y oposición.

10/7/2017


Joseph Dager Alva

Profesor en la Escuela de Ciencia Política de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya

Keiko hizo pública la carta que envió como forzando una pronta respuesta del Presidente, la que llegó sin demora. Ambos son gestos políticos. Cuando por todos los costados le imploramos al Presidente que haga más política, a veces olvidamos que no solo el Ejecutivo debe hacerla, sino también la oposición y el Congreso. De hecho, pareciera que Keiko tiene ahora la resuelta intención de cambiar esa imagen, cada vez más creciente, según la cual Fuerza Popular (y sus aliados, a veces el APRA y otras AP) está aplicando una oposición obstruccionista, negación de la política bien entendida.

La solicitud de la lideresa fujimorista llega en un contexto en el que Kenji ha tenido éxito en desmarcarse de la estrategia de Fuerza Popular, de oposición sin cuartel, que la población ha empezado a identificar con Keiko, por lo que el benjamín es hoy percibido como más conciliador. Llega, igualmente, luego de que, un par de semanas antes, la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, le sugiriese a Keiko que converse con el Presidente en Palacio. Y tan solo horas después de que PPK declarase: “Déjennos trabajar, no hagan intriga, no se bajen a ministros cada dos semanas”.

Más que una convicción íntima son estas circunstancias las que han empujado a Keiko a hacer política. Sin embargo, es positivo que elija enfrentarlas con aproximación y negociación. Está leyendo bien el sentir nacional que el país no puede seguir estancado, pues nos perjudicamos todos. En especial, quienes pretendan ser gobierno en las próximas elecciones.

En la respuesta del Jefe del Estado, hay también una clara opción por la política, pues acepta de inmediato conversar. Pero, desde su lugar de mandatario, como debe de ser, por lo que declina la oferta de mediadores. PPK sabe bien que, ahora más que nunca, es fundamental irradiar una imagen de estadista con pleno manejo de la situación.

Agenda fructífera: reconstrucción nacional, lucha contra la corrupción, seguridad y empleo.

El Presidente ha agregado que comunicará los resultados de la entrevista al Acuerdo Nacional, donde las fuerzas políticas están representadas de modo más proporcional. Los miembros por designar en el Tribunal Constitucional también deberían ponerse sobre la mesa, pues requieren acuerdo entre Ejecutivo y Legislativo, pero no un gabinete conversado, innecesario en un gobierno que aún no empieza su segundo año. Y tampoco otros temas que no suman al desarrollo del país y podrían generar aún más polarización.