Tipo de cambio:

Compra: 3.241

Venta: 3.243


Año del Buen Servicio al Ciudadano
VIERNES 18

de agosto de 2017

EL GRABADO AYACUCHANO

La eternidad de la tinta

La muestra El grabado a través de una mirada ancestral, en el Icpna de Lima, pone en evidencia la perennidad de un arte prehispánico en Ayacucho, que se va adecuando a las nuevas técnicas.

30/7/2017


Luz María Crevoisier

Periodista

El grabado, uno de los medios de comunicación más antiguos, nació en la milenaria China hacia el año 105 antes de nuestra era, prosperando en Europa durante los siglos XIV y XV.

Al llegar al nuevo continente en el siglo XVI contribuyó al proceso de transculturación y adoctrinamiento, a través de ilustraciones que visualizaban episodios bíblicos y enseñanzas evangelizadoras.

Sin embargo, este arte no era desconocido por los hombres del Perú antiguo, como lo demuestran las esculturas chavinoides o los mates burilados de los wancas y pocras.

Ayacucho ancestral

“El grabado es una de las manifestaciones artísticas que se practican en la región y como ejemplo tenemos las hermosas escisiones en los mates burilados ejecutadas desde épocas preincaicas y cuya temática nos traslada al mundo subjetivo del mundo andino”, manifiesta el profesor Marcelino Taipe Carbajal, director de la Escuela Superior de Formación Artística Pública Felipe Guamán Poma de Ayala de Ayacucho. Estas palabras las dice con motivo de la muestra El grabado a través de una mirada ancestral que se puede apreciar hasta el 13 de agosto en la galería de arte del Icpna del Centro de Lima.

La exposición reúne a 28 artistas entre profesores, estudiantes y egresados de diseño gráfico, que practican este arte en las modalidades de blanco y negro, camafeo, taco perdido, tricomía, cuatricomía, entre otras.

Los artistas plásticos y grabadores Claudio Martínez Paredes y Pilar Solar Becerra, docentes de la Felipe Guamán Poma de Ayala, comentaron al Diario Oficial El Peruano la gran evolución del grabado en las últimas décadas.

Según ellos, en los años 60 aparecieron ilustraciones anónimas en la revista Guamangensis, editada por la universidad de Huamanga. Posteriormente (del 70 al 82), el artista Mariano López editaba una pequeña revista con temas culturales y grabados muy bellos de su autoría, responsabilidad que posteriormente recayó en el artista Víctor Mongrut Abarca.

Ellos recuerdan que su escuela empieza a enseñar grabado a partir de 1975, siendo el profesor Mario Jáuregui Palomino su primer conductor. A partir de allí hay un boom en la creación.

Tradición y vanguardia

Ayacucho puede enorgullecerse de contar con artistas gráficos como Pilar Solar Becerra, Alberto Quispe, Juan Palomino Amao, Claudio Martínez Paredes, Nancy Asto Sulca, según resaltan los profesores de la Escuela Superior de Formación Artística Pública Felipe Guamán Poma de Ayala.

A estos nombres se debe agregar los de Eleodoro Álvarez Enríquez, Carlos Ariste Guerreros, Constantino Ccaico Ramos, Olimpia Cordero Aybar y Edilberta Vivanco. Ellos son parte de los expositores presentes en la muestra del Icpna de Lima sobre grabado ayacuchano.

Son 28 los artistas gráficos ayacuchanos que exhiben sus trabajos ejecutados con diferentes técnicas relacionadas al grabado.