Tipo de cambio:

Compra: 3.245

Venta: 3.248


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 26

de julio de 2017

Pausas activas

Cuatro ejercicios para realizar en la oficina.

El trabajo es parte fundamental en la vida de las personas; sin embargo, así sea el puesto soñado, este tiene límites y de no marcarlos puede ocasionar males físicos.

16/5/2017


Tomar las denominadas pausas activas, “no solo contribuyen a mejorar el clima laboral, sino que también permite mantener una buena salud, ya que con los ejercicios se libera el estrés laboral”, explica Enrique Mosquera, jefe de clases grupales del Club Médico Deportivo Bodytech.

1. Ideal para relajar la espalda y piernas. Se requiere de la ayuda de una silla y consiste en apoyarse en esta e inclinar de manera individual las rodillas (1 por vez) bajando el cuerpo. Realiza tres series de 15 repeticiones en cada pierna para activar la firmeza de los glúteos, que son los que estabilizan la cadera.

2. Permanecer muchas horas sentado no es beneficioso. Por ello, es recomendable mantener en movimiento los hombros haciéndolos rotar  hacia arriba, adelante y, finalmente, hacia atrás. Este simple ejercicio te ayudará a liberar las tensiones en los músculos del cuello y espalda alta. Realiza 10 círculos con los hombros hacia adelante y 10 círculos hacia atrás.

3. Son la mejor forma de ejercitar los músculos. Procura mantener la espalda alineada y los brazos hacia adelante. La clave es rozar la silla con los glúteos y volver a subir  hasta que las piernas estén tensas, pero sin extenderlas completamente. Efectúa 20 repeticiones.

4. Este ejercicio alivia la tensión en las piernas y evita las várices. Consiste en estar sentado y estirar las piernas, para luego poner una cartera u otro objeto encima que actué como contrapeso y así activar los cuadríceps; realizarlas en dos series de 15 repeticiones.