Tipo de cambio:

Compra: 3.241

Venta: 3.243


Año del Buen Servicio al Ciudadano
VIERNES 18

de agosto de 2017

EMPODERAN A ESTUDIANTES MÁS VULNERABLES

Voluntarios contra el bullying

Jóvenes de diversas universidades, liderados por la organización Convivencia en la Escuela, le cambian la vida a numerosos escolares fortaleciendo su autoestima.

9/8/2017


Karina Garay Rojas

kgaray@editoraperu.com.pe

“Todo lo que pasa en las charlas es impactante”, refiere Karla Sausa sobre las reuniones que realiza la organización  Convivencia en la Escuela los sábados, y en las que trabaja con niños de tercero, cuarto y quinto de secundaria de colegios públicos de Surco. Allí ha encontrado una fuente de felicidad y energía increíble mientras ayuda a los menores a luchar contra el acoso escolar.  

Ella participa en el Programa de Voluntariado Universitario contra el Bullying, en donde ha podido volcar sus ganas de trabajar por la infancia del país, creando junto a otros jóvenes un grupo de promotores escolares que plantean su propio esquema de trabajo contra este flagelo mundial en sus propias instituciones educativas.

“Hace poco, un chico nos contó que su papá lo había botado de la casa y nos quedamos impactados. Ellos logran contarnos este tipo de cosas, tan privadas, porque hemos creado un clima de confianza. Además, por nuestras edades, que son muy próximas a las de ellos [Karla tiene 19 años], nos ven como unos amigos y confían en nosotros”, detalla.

Karla, quien es alumna de Comunicaciones de la Universidad de Lima, comentó que muchos menores con los que trabajan tienen problemas familiares que los colocan en una situación de vulnerabilidad enorme, que se evidencia en la escuela, un espacio donde hay “una gran violencia y no solo entre varones. Entre mujeres también es muy fuerte, solo basta con entrar a los baños para ver la gran cantidad de insultos y apodos que se colocan”.

Los padres también

Jorge de Luise, presidente de la Asociación Educativa Convivencia en la Escuela y especialista en prevención del bullying y violencia escolar, comenta que el programa que desarrollan desde 2013 cosecha una serie de éxitos debido al apoyo de voluntarios jóvenes que son vistos como referentes cercanos por los alumnos de los colegios Próceres, Precursores, Jorge Chávez y Jorge María Arguedas, todos públicos, del distrito de Surco.

El trabajo no termina con los niños y adolescentes de estos colegios, que se reúnen en la Casa del Vecino Surcano, sino que abarca también a los padres de familia, con los que se desarrollan talleres vivenciales, a fin de que hagan “un autoanálisis, vean qué estilo de crianza están utilizando, cómo se están relacionando con sus hijos”, comentó.

Es consciente de que el trabajo por hacer es enorme y por eso ha recurrido a los voluntarios, con los que genera una serie de importantes cambios, que con mayor apoyo económico le gustaría llevar a más lugares del país.

“Tenemos unos 30 a 35 chicos que están con nosotros, Son de la Universidad de Lima, UPC, PUCP y de la Autónoma, pero hace falta que más entidades se sumen porque las cifras de bullyng no dejan de crecer. Creemos que recién se están sincerando”, comentó.

De Luise recordó que cuando empezó su propuesta, la tasa de violencia en las escuelas bordeaba el 40% y que ahora supera el 59%.

Durante los años de intervención, Convivencia ha reducido dicha tasa en 9%, éxito que, afirma el experto, se asienta “en el trabajo de persona a persona”

“Otro aspecto es que los jóvenes voluntarios se conectan con los menores y cuando quieren hablar de sus cosas lo hacen fuera del ambiente escolar; además, han creado una red de Whats app, que es una especie de terapia constante, con lo cual hay apoyo más allá de estar en Convivencia los sábados, es una red que lo sostiene todo el tiempo”, anotó.

Para el educador, sería maravilloso que la intervención pudiera formar parte del currículo escolar del Ministerio de Educación, objetivo en el que han empezado a trabajar con la Dirección Regional de Educación de Lima.

Somos una familia

Rodolfo Vento, de 23 años, estudiante de Psicología de la PUCP y voluntario desde marzo de este año, destaca los cambios que se pueden lograr en menores que están ávidos de protección, pero también de ser escuchados.

“Llegan con muchas ganas de aprender, de escuchar, y eso se aprecia sábado. Esa es una oportunidad que no se debe desaprovechar. Este fin se semana, por ejemplo, hablamos de la sexualidad, y a pesar de que es un tema delicado, pudimos hablar sin tabúes”, comentó.

Para Vento, es urgente conseguir más voluntarios para lograr que los beneficios del programa lleguen a más chicos.

“Independientemente de las carreras que estudien, creo que el apoyo de más jóvenes puede ayudar a continuar con esta labor. Los animaría bastante, porque el aprendizaje personal es bárbaro. Como voluntarios, estamos muy comunicados entre nosotros y es un tema muy lindo. Somos prácticamente una familia y eso me ha generado el deseo de seguir acá por mucho tiempo”, comentó.

“No es una broma”

Valeria Zúñiga está en quinto de secundaria del Colegio Precursores y forma parte de programa contra el bullyng de Convivencia en la Escuela. “Es la experiencia más bonita que he tenido a mis 17 años. Me encantan las charlas de los sábados. Cuando llegué, era una persona muy callada, pero con la ayuda de los adultos hemos logrado desarrollar un ambiente de amistad y buena onda”, relata.

Afirma que el mayor error de los adultos es no darle importancia a las burlas o maltratos que ocurren entre los alumnos y que, por el contrario, no deberían olvidarse de que muchos menores se suicidan por este motivo.

Los sábados

Las reuniones de los sábados empiezan con una dinámica para calentar; luego, se recuerda lo que se hizo la sesión pasada; después, se hace una introducción al tema de la sesión y, luego, una dinámica que tiene que ver con eso.

Después se trabajará en círculos para que en grupos los menores puedan hablar de sus experiencias.

Finalmente, se concluye con una reflexión y una dinámica para que regresen alegres a sus hogares.

Los que quieran contactarse con Convivencia en la Escuela para repetir la intervención o sumarse a su propuesta pueden deben contactarse con el WhatsApp 923-470-355 y el e-mail: infomes@ convivenciaenlaescuela.